Body & Soul Festival: Experimentándolo en cuerpo y alma

Noticias

Para recibir información semanalmente, dejanos tu e-mail:


Buenos Aliens en Facebook
Buenos Aliens en Twitter

OTRAS NOTAS

CHELO SCOTTI
Chelo Scotti

Cuartetrónica

ENTRADAS PARA EVENTOS
Entradas para eventos

El precio de la electrónica

BRIGADO CREW
Brigado Crew

Compilados por Solomun

MILLER SOUNDCLASH ARG 2016
Miller SoundClash Arg 2016

¡Llevá tu dj set a Las Vegas!

SOLIMANO
Factor H (The Remixes)

FASE
Happy Family Room

JUE 10 JUL 2014

Body & Soul Festival

Experimentándolo en cuerpo y alma

Siguiendo con las reseñas de eventos en Europa, esta vez el turno es para el festival Body & Soul que tuvo lugar entre el 20 y 22 de junio pasados, en tierras irlandesas. Una experiencia de tres días consecutivos con acampe incluido, que contó como contexto con el encanto de los inigualables bosques locales y un cartel que incluyó artistas como Darkside, Mount Kimbie, Jon Hopkins y Caribou.

Main Stage del Body & Soul

La experiencia se inicia en la tarde de viernes, momento de la llegada al predio ubicado en Ballinlough Castle, Westmeath. A una distancia de una hora en auto desde Dublín, la capital de la isla, una vez afuera de la ciudad, todo se torna verde, campos, praderas y pequeños pueblos son el contexto previo a adentrarse en una ruta de tierra, que luego de unos veinte minutos de recorrido termina depositando a los viajantes en el enorme y (hasta ese momento) desolado predio que sirve como gran estacionamiento al aire libre.

Luego de mínimos controles de seguridad, el espíritu festivalero es ineludible, buena parte de los diez mil presentes llegan en este primer día del fin de semana y el primer paso es establecer la carpa dentro de una zona especialmente determinada, para las primeras horas de la noche el espacio ya se encontraría casi totalmente plagado de lo que serian los pequeños hogares para los próximos tres días.

Cómodas duchas (que muy pocos usan), una buena cantidad de baños químicos (que se mantendrían en un sorprendente buen estado a lo largo de toda la experiencia) y una gran variedad de opciones alimenticias (a precios amigables), generan que la estadía goce de una comodidad totalmente necesaria para un evento de estas características. Concebido como un festival pequeño (tiene como hermano mayor al Electric Picnic que se desarrolla en el mes de agosto y recibe a más del doble de personas), es visitado principalmente por gente local, lo cual no impidió ver al menos unas cinco camisetas argentinas, no necesariamente de compatriotas, ya que por compartir una fuerte enemistad con los ingleses, en el país verde contamos con una gran cuota de admiración.

Las carpas en Body & Soul

Contando con dos escenarios centrales por los que pasan los principales nombres del line up, una de las cualidades que distingue al Body & Soul, es el enorme bosque que invita a perderse constantemente, recién para el tercer día puede haber alguna chance de ubicarse geográficamente allí. Este bosque mas allá de su magia natural, se encuentra intervenido por diversas formas artísticas, además de contar con unos siete escenarios por los que principalmente pasan artistas nacionales. Alli, se podía identificar espacios dedicados a los sonidos electrónicos, al reggae y derivados, al funk y disco o a ritmos étnicos. Terminan de darle forma al predio un sector con juegos al estilo parque de diversiones, que incluye las famosas sillas voladoras, las cuales para sorpresa de quien escribe eran utilizadas con frecuencia a altas horas de la noche, sin visibles desagradables consecuencias.

El análisis musical se inicia con la gran atracción que tuvo el día estreno del evento, Darkside, el dúo integrado por Nicolas Jaar y Dave Harrington. Ocupando el main stage, un espacio al aire libre con un escenario de tamaño medio y con un fondo de pantallas de leds que tendría buen uso en solo algunos de los shows. El combo agrega al habitual sonido de Jaar, una importante cuota de solos de guitarra, que le ponen acento a los aspectos altamente voladores y noisy de la ya conocida formula del chileno. El otro acto principal de la primera jornada fue Slow Magic, en este caso en el Midnight Circus (una carpa al estilo Arena 2 de la Creamfields porteña), nada sorprendente en cuanto a lo musical y un artista más que decide utilizar una máscara en vivo y mantener su identidad anónima, parecen ser las principales armas de un artista que no ofrece en vivo más que pistas disparadas de la laptop y golpear un bombo al cual abraza y levanta constantemente para obtener una fácil y superficial respuesta de parte del público.

El ingreso a Body & Soul

La luz del día hace que solo sea posible dormir unas tres o cuatro horas (entre las 5am que terminan los shows y las 9am que el Sol dice presente aportando un calor que obliga a salir de la carpa y el sueño). Luego de husmear por los rincones del predio y disfrutar diferentes tipos de actividades, los platos fuertes del sábado no tardan en llegar. En este caso fue difícil moverse del Midnight Circus, ya que allí se darían tres de las presentaciones más esperadas, todas en formato Live y representando lo que se podría mencionar como referentes de sonidos electrónicos alternativos. El primero en aparecer en escena fue The Field, artista sueco que en la última década se convirtió en uno de los principales nombres del respetado sello Kompakt. Las cosas no empezarían bien para él, ya que un cable jugando una mala pasada no le permitiría arrancar su show hasta veinte minutos después de lo pactado. Tal vez afectado por esta situación, ofreció un pobre show, chato, sin climas y basado en largos loops lejanos a cualquier tipo de emoción.  Por suerte para todos, todo cambiaria con la aparición en escena de Mount Kimbie, el dúo acompañado por un baterista, mostraría una fructífera combinación de un Live electrónico y la tracción a sangre. Repasando material de sus dos álbums, mostraron a lo largo de una hora porqué son de los artistas que parecen haber llegado para quedarse por un buen tiempo en lo más alto de la escena. Evidenciando que no es casualidad ser editados por labels de la trascendencia de Hotflush y Warp, uno de los momentos más álgidos se dio cuando se desataron los beats de Made to Stray, corte de su última placa.

Reckless en Body & Soul

La frutilla del postre (frase trillada pero gráfica) del sábado se daría con Jon Hopkins y el que probablemente haya sido el show más contundente de todo el festival. Si bien se encuentra editando consistentemente música desde principios de siglo, parece en los últimos años haberle encontrado la vuelta para traducir lo ambiental y experimental de su sonido en un show en vivo de alto impacto para las horas centrales de cualquier festival o incluso club. Nutrido de laptop, controlador y tres Kaoss Pad, hace uso de la emocionalidad del glitch e idm para desembocar en un sonido techno totalmente áspero. La carpa colmada en su capacidad, le devolvió con creces lo brindado. Me permito hacer un llamado a los promotores locales, en una época en la que los festivales nos invaden, Jon Hopkins no puede estar ausente de los eventos próximos.



Los relojes marcaron la llegada del domingo, el cansancio por todo lo vivido se hace notar, pero la motivación de una nueva e interesante jornada por venir, se convierte en la inyección de energía necesaria. La tarde se inicia en el Midnight Cisrcus con los amenos y jamaiquinos beats aportados por el trió compuesto por dos mcs y selector, Rootical Soundsystem y un set de tres horas. Los siguió una de las artistas del momento en el viejo continente, Jessy Lanza, ofreciendo toda la dulzura y el carisma que es fácil encontrar en sus trabajos de estudio para Hyperdub. Los principales puntos de atracción del main stage, en este caso pasarían por la actuación de la leyenda del dub, Max Romeo, brindando una impecable performance apoyada en una talentosa banda y llegando a su punto culmine con el mega clásico de su propia autoría, Chase The Devil. El gran cierre de la experiencia se daría hacia la medianoche con la aparición de Caribou, similar a Mount Kimbie en cuanto a la combinación de computadoras y controladores, con cuerdas y batería (2), ofreció versiones casi irreconocibles de su último álbum, entre ellas Sun y Jamelia, además de adelantar Cant Do Without You, primer corte de su nuevo trabajo que verá la luz en las próximas semanas.

Los juegos en Body & Soul

El punto negativo de la última noche se dio con la cancelación de último momento del show de James Holden, según el anuncio oficial la razón fue la pérdida del equipaje con el set up en el aeropuerto. En su lugar, ofreció un set extendido Alle Farben, un ascendente dj alemán, que sorprendió a los presentes con un ecléctico set que se pasó por distintas vertientes del house y techno, finalizando con el agitador clásico Born Slippy, el cual al pesar del paso de los años y la cantidad de veces que fue puesto en pistas de todo el mundo, si es ubicado en el momento correcto, del set correcto, mantiene su resultado intacto.

Buenos Aliens en Body & Soul

La experiencia de acampe en un festival de varios días es algo totalmente probado en lugares como Europa y Estados Unidos, el total de lo vivido dista bastante de lo que podemos experimentar en un festival argentino, pero casi sin dudas podría decir que trasladar un tipo de evento como esté a nuestro país sería un error total. Así como en otros aspectos de la cultura, estamos a una eternidad de sociedades con mucho más recorrido que la nuestra.  Si tienen la chance de vivir un festival como este, no hay dudas que lo deben hacer, mas allá de lo musical estrictamente, puede convertirse en una semana de enriquecimiento espiritual pleno.

Enlaces:
  facebook.com/BodyandSoulIreland
  bodyandsoul.ie

Texto: Damián Levensohn

Tags: - - - - - - - - - - - -

 

1998-2017! buenosaliens.com | contactanos
.