Noticias

Para recibir información semanalmente, dejanos tu e-mail:


Buenos Aliens en Facebook
Buenos Aliens en Twitter

OTRAS NOTAS

CALEESI
Caleesi

5 favoritos de sonido mestizo

PABLO DENEGRI
Pablo Denegri

Un artista polifacético

EL REMOLÓN
El Remolón

Entre el sonido mestizo y la fiesta consciente

SÓNAR BARCELONA 2016
Sónar Barcelona 2016

¡Allá vamos!

GUSTAVO CERATI EN BUENOS ALIENS
Gustavo Cerati en Buenos Aliens

Vuelta por el universo

VIE 30 ENE 2016

Balance de 2016

¿Un año bisagra?

Como todos los años en esta época, en Buenos Aliens nos gusta hacer un balance de lo que sucedió durante los últimos 12 meses. Hay ocasiones en que no han habido grandes acontecimientos y otras que por el contrario han operado como bisagra. El 2016 parece haber sido parte de las segundas. Por eso, invitamos a conocer nuestra visión al respecto.

Una noche en Crobar 2016

Durante varias ediciones en este resumen anual hablamos de un monopolio dentro de nuestra escena. El mismo estaba en manos de un grupo que, aunque fue perdiendo lugar frente a otros organizadores de eventos, siempre mantuvo una posición dominante. Pues bien, durante el 2016 sucedió algo inesperado: ese grupo organizativo se diluyó a partir de las consecuencias de la tragedia de Time Warp. Tiempo atrás hubiera sido imposible pensar en la noche electrónica sin hablar del binomio Creamfields / Pacha y sus eventos y ciclos relacionados como State, Moonpark o precisamente Time Warp. Sin embargo, los hechos acontecidos estos últimos meses han demostrado que el público electrónico está consolidado, más allá de los diferentes organizadores y las diferentes propuestas de los mismos. Hay, claramente, avidez por consumir este tipo de propuestas.

Es que, en virtud de las nuevas regulaciones "temporarias" del Gobierno de la Ciudad, hemos pasado el primer año desde el 2001 sin Creamfields, y estamos desde hace meses sin ningún evento masivo (de los denominados megafestivales) dedicado a la música electrónica. Pero eso, sin embargo, no mitigó el interés del público, ni mucho menos. El resto de los actores de la escena supieron adaptarse a las nuevas reglas, y en lugar de armar eventos grandilocuentes, generaron noches en clubes o grandes locales ya habilitados, teniendo incluso que repetir el line up en dos diferentes días y/o en dos diferentes locaciones (para cubrir la afluencia del público). En algún punto esto también incidió en el interior del país, ya que para repartir costos (y ante la imposibilidad de poder hacer eventos muy grandes) los organizadores comenzaron a ofrecer los artistas extranjeros a otras plazas, donde los resultados solieron ser buenos.

Claro está que esta no es la única visión que podemos dar sobre la tragedia de Time Warp. La tristeza que nos generaron las muertes, y su lamentable posterior repercusión mediática del tipo "caza de brujas" también quedará en nuestra memoria por mucho tiempo. Particularmente, nosotros inmediatamente intentamos abordar el tema de la reducción de daños, poniendo el énfasis en que esa puede ser una solución posible. Y a lo largo del año surgieron interesantes propuestas: fue creada PAF (Proyecto de Atención en Fiestas), una ONG especificamente orientada a la reducción de daños y también la AME (Asociación Civil de Música Electrónica), destinada a aglutinar y guiar a productores y artistas independientes del país; dos instituciones a las que auguramos un gran porvenir.

Mirando hacia el interior, fue sorprendente el descubrir una gran cantidad de propuestas que se fueron diseminando a lo largo de todo el país, siendo este año probablemente uno de los que más fuerte pisó la electrónica en todo nuestro territorio. Incluso se llegó a dar en muchas ocasiones la presencia de artistas extranjeros que no pasaron por Buenos Aires en su gira argentina, sino que fueron protagonistas de sendos eventos en una o más locaciones sin participar de ninguno en la Capital del país.

Mas allá de lo hasta acá analizado, también durante este año se agudizó un fenómeno que cada vez se hace más presente: la enorme cantidad de artistas extranjeros protagonizando line ups no colabora con el crecimiento de la escena local. Sabemos lo que muchos promotores opinan "si no hay un nombre de afuera, la gente no concurre". Y probablemente tengan algo de razón. ¿Cuál es el motivo por el cuál llegamos a este punto? No lo sabemos con certeza. Pero es notable ver que aún en eventos de mediana y pequeña envergadura, la presencia de invitados internacionales se hace necesario para poder convocar. ¿Se podrá cambiar este comportamiento? Parece difícil que artistas locales logren tener un renombre si siempre son relegados a horarios secundarios. Por el momento, sólo les queda a nuestros artistas poder hacerse un nombre en el exterior, (incluso yendo a vivir afuera) para recién ahí ser tratados como se merecen. Claramente, será un punto a resolver.

Como dijimos inicialmente, este posiblemente sea considerado un año bisagra. Pasaron hechos muy tristes, que nos dejaron pensando y con ganas de solucionar cosas. Sinceramente esperamos que algunas de esas energías que surgieron a partir de ese momento puedan ser utilizadas para mejorar nuestra escena. Aunque hasta el momento quizás no se hayan visto grandes resultados, es probable que el proceso lleve un tiempo más. Vamos a apostar a eso.

Por lo demás, está claro que la escena electrónica argentina está fortalecida. Ya hace rato que no depende del capricho de uno o dos organizadores, y todos podemos hacer algo por mejorarla y moldearla a nuestros gustos.

Por eso, y como siempre hacemos, les deseamos a todos un ¡FELIZ 2017!

Texto: Dante
1998-2017! buenosaliens.com | contactanos
.