Dekmantel 2017: Perfección organizativa y coherencia conceptual

Noticias

Para recibir información semanalmente, dejanos tu e-mail:


Buenos Aliens en Facebook
Buenos Aliens en Twitter

OTRAS NOTAS

LUIS MARTE
Luis Marte

El regreso de Fuga Jurásica

FLAVIO ETCHETO
Flavio Etcheto

"La gente necesita cierto grado de conciencia"

MICROFEEL
Microfeel

Sinestesia audiovisual

JONAS KOPP
Jonas Kopp

"Empecé a escuchar la música de otra manera"

PIKNIC ELECTRONIK
Piknic Electronik

Bailando bajo el sol catalán

BRUNO DE VICENTI
Bruno de Vicenti

Sintetizando proyectos

JUE 24 AGO

Dekmantel 2017

Perfección organizativa y coherencia conceptual

Del 2 al 6 de agosto se llevó a cabo en los bosques de Amsterdam una nueva edición de Dekmantel, probablemente el festival más interesante de los últimos tiempos. El talentoso dj y productor rosarino Jay West estuvo disfrutando del mismo y comparte en exclusiva para Buenos Aliens su apasionada review del evento.

Dekmantel 2017

Pocos eventos logran acumular la expectativa que genera Dekmantel en los melómanos y esto tiene una perfecta explicación: Este festival tiene una cualidad diferente, no es otro más de house y techno de los que proliferan en todo el mundo. Tanto los djs como los promotores sorprenden, arriesgan... Los primeros salen del confort de los beats cuantizados y el 4/4 y convierten sus sets en sets "Dekmantel", paseando en general por la mayor cantidad de épocas, ritmos e influencias posibles.

Esto incluso ha cambiado la manera en que se desempeñan en sus propias carreras, tocar aquí los ha enriquecido y transformado, algunos de ellos llevando esta forma de pasar música a niveles personales y convirtiéndose en emisarios, replicadores de esta secuencia. Los promotores también toman decisiones poco convencionales manteniendo al festival austero de grandes headliners, proponiendo eximios selectores quizás alejados de las luces ibicencas y los carteles más recurrentes del ámbito global,  planteando emparejamientos inéditos entre artistas diversos, ubicando a los djs con mayor cartel a menudo en los primeros horarios, tratando de privilegiar siempre la esencia por sobre la ambición.

Llevado a cabo en el Amsterdamse Bos (Bosque de Amsterdam) por quinta vez, apenas a metros del aeropuerto que sirve a la región y con la magia pictórica estilística de esta ciudad, todos los detalles parecen ser imaginados para completar una experiencia musical y sensorial que no en vano agota sus tickets a solo horas de iniciar la preventa. El lugar acoge a unos 10.000 amantes de la música, connoisseurs que bailan cómodos con mente y oídos abiertos y pueden trasladarse en solo minutos de un escenario al siguiente. La organización es óptima y las esperas casi nulas.

Una vez más me encuentro en esta parte de Europa para esta fecha (quizás esto no sea tanta casualidad después de todo) y aprovecho a dar un paseo por el impresionante line up curado para esta edición.



Dekmantel abarca una amplia diversidad de géneros dentro del house, techno, disco y un extenso etcétera pero su magia reside en lo inesperado y ecléctico de la mayoría de las presentaciónes. Innumerables formas de expresión musical que tienen un hilo común de esos que no pueden explicarse del todo con palabras pero donde la experimentación, la dedicación al crate-digging, el alma contenida en los sonidos, el sabor de lo inesperado, lo heterogéneo, lo étnico y cultural juegan un papel predominante.

Así de diversos fueron los días previos al festival con recital de Steve Reich (brillante), Marcos Valle, Floating Points y Fumiya Tanaka incluidos, todos plenos de asistencia a la vera del río Amstel y sacando lo mejor de cada artista.

Solo puedo ilustrar mis propios pasos a través del bosque, y quizás la descripción se vea demasiado condicionada a mi gusto y estado de ánimo en  cada momento, pero creo que en cada espacio de este festival se respira algo parecido.

Dekmantel 2017 - Selectors Stage

El dia 1 comenzó en el Selectors Stage, un lugar instalado en medio de una densa arboleda de sauces que rodea un escenario de madera muy original y sugestivo: una suerte de mueble lleno de vinilos se erige a la espalda del dj simulando la batea personal de un coleccionista o la pared de una interesante disquería: todo un mensaje y quizás una obligación para aquel que tome el mando. Quizás el escenario más desafiante y el más presto a evaluar el carácter de explorador y colector de cada participante.

El primer turno fue para Nina Kraviz, quizás una opción nada obvia para ese tipo de escenario y horario por lo que motivaba algo de curiosidad. Intentando volcarse al disco y al italo, sus selecciones fueron algo obvias (sonaron Harvey Mason - Groovin You y Charlie - Spacer Woman por ejemplo) y sus transiciones (eso no es sorpresa) algo torpes, pero fue saludable encontrarse ya de arranque con djs dispuestos a sorprender. Por este mismo templo y con una intención similar al día siguiente pasaría Marcel Dettmann (otro artista que no es usual ver en horarios de apertura) con algunas dosis de su crudo techno pero disfrazadas de sutileza en medio de selecciones disco, house y funk. Un delicioso entremés en horario de siesta.

Dekmantel 2017 - Main Stage

Un par de cervezas después era hora de moverse hacia el escenario principal provisto de una simple pero extensa cinta de pantalla LED con visuales marca registrada del festival e impresionantemente nítidas torres Funktion One (la marca elegida en cada una de las pistas, cuidadosamente armadas para el festival y proveedoras de una de las mejores calidades sonoras del mercado).

Mathew Jonson construía ya un clima demoledor con su ejército de máquinas paseando destellos de soul por sobre hipnóticas y ácidas líneas de bajo. El día era espectacular y la música comenzaba a acompañarlo. Aplausos cerrados para el canadiense y era el turno de Omar S, que hizo extensiva la presencia del 909 y las cadencias detroitescas de piano stabs. De a poco se volcaba al techno algo más agresivo cuando fue momento de ir a ver al dúo Selvagem en Boiler Room, la pista quizás más familiar a ojos de todos por ser hogar de las transmisiones en vivo del evento a modo global. Estos brasileros, incansables rescatistas de melodías originadas en nuestro siempre alegre país vecino, llenaron de colores la tarde con un groove incansable y joyas de boogie, house y disco siempre con dosis de sabor autóctono.

Dekmantel 2017 - Green House

Greenhouse, otra de las pistas rodeadas de verde y con paredes de vidrio, como una especie de pecera devenida en vivero fue base de operaciones de shows en vivo como el de Juju & Jordash (efectivo set con un torbellino sonoro a cargo de máquinas de ritmo y sintetizadores) y uno de los emparejamientos más esperados del festival: la leyenda Jeff Mills, más acostumbrado quizás al cierre de grandes eventos a bordo de su nave 909 con Tony Allen, legendario baterista de Fela Kuti y uno de los más grandes impulsores del sonido Afrobeat. El resultado? Una serie de improvisaciones con los mejor de ambos mundos, una relajada sesión enfocada en lo rítmico para los afortunados asistentes, uno de esos momentos que se saben raros en la corta historia de la música electrónica. Por el mismo escenario pasaba también más temprano Joey Anderson, del techno crudo al house potente, mezclas quirúrgicas y una energía difícil de superar.

Dekmantel 2017 - Selectors Stage

De vuelta en Selectors fue el turno de Ge-ology & Red Gregg, una de las varias duplas armadas específicamente para el festival, con un artista de hip hop (samplero de alto vuelo) y un selector leyenda en el circuito northern soul y disco inglés. El resultado fue un verdadero paseo por joyas en 45', profundos pero finos cambios rítmicos, alta intensidad y creatividad (en un momento G puso un track casi completo en reversa creando un efecto psicodélico y desatando la locura al mezclarlo con una bomba disco), una verdadera delicia en la espera del gran cierre de la pista a manos del siempre esperado Young Marco, una de las figuras mimadas del festival y uno de los que mejor engloba el sonido "Dekmantel". Quizás el mejor set del día, ya con la multitud fuera de sus cabales (esta edición fue la más concurrida y la creciente popularidad del evento se refleja en la -a mi opinión excesiva y algo molesta- presencia de festival-goers en su mayoría ingleses) el dj holandés se paseó por su arsenal de gemas a prueba de Shazam. Bubblegum sudafricano, house ácido y  vibrante, ragga y dub psicodélico, electrónica étnica hindú, iraní, hall & oats sin beat con la multitud cantando a coro y un cierre (como siempre empujando los límites) con Neil Young y Abba (¡?), todo compilado de manera magistral.  La primera jornada había pasado rápidamente y de manera muy auspiciosa.

Dekmantel 2017 - Green House

El sábado prometía mucho también con el arranque del ya mencionado Marcel Dettmann y luego un live impecable de Awanto3, un experto en sacar a bailar su MPC que coqueteó con el techno y enloqueció a una multitud que trataba de dejar atrás su primera resaca. Luego los maestros del edit Red Axes en su versión dj inundaba el main stage de sonidos baleáricos, italo, ácidos, guitarras y un groove irresistible.

El plato fuerte del día a mi entender era (y lo fue) Floating Points, reconocido selector que a menudo incorpora soul, funk, jazz y disco (polvorientos y cósmicos 45's)  a sus presentaciones... Y no defraudó en su tarea de comandar provocando sonrisas y frenesí al escenario mayor hacia los demoledores sets de cierre del gigante Jon Hopkins (esta vez en formato dj) y Ben UFO (otro con la inusual tarea de cerrar un festival) que se paseó  con su contundencia habitual por el speed garage, el techno, los breaks y el house incluyendo algunos clásicos de distintivo sonido UK.

Dekmantel 2017 - UFO

El domingo era quizás el día que más expectativas generaba, y con el público ya amoldado al lugar la predisposición a disfrutar y meterse de lleno en la música aumentaba.

La inteligente decisión de ubicar a MCDE (había cerrado brillantemente el main stage en la edición pasada) en el primer horario hizo que el festival estuviera en su plenitud desde el arranque. Con su siempre deliciosa selección de bombas disco mechadas con algunos toques de acid y classic house, el alemán logró en varias oportunidades elevar al público a otra esferas incluyendo un épico momento de "shoes off" (todos levantando su calzado hacia el cielo para resaltar el momento).

Dekmantel 2017

Era ocasión de dirigirse al Main Stage una vez más donde se venía una avalancha de house comenzando por Palms Trax, un dj que a mi entender es una bocanada de aire fresco para la escena. Su soltura para mezclar discos de lo más diversos (siempre con hincapié en el house soulful y clásico) era ideal para calentar la pista para lo que venía. Sonaron gemas como Don Carlos - Alone, Daphni - Tin, Montego Bay - Everything (S Tone Mix) de la mano de este joven artista, quizás uno de los productos más genuinos de Dekmantel ahora gozando de una novel y merecida fama mundial.

Llegó luego el turno de Masters At Work, quienes difícilmente requieran algún tipo de introducción: Little Louie Vega y Kenny Dope entregaron una performance intensa plagada de voces de divas, solos de saxo, algunos remixes propios y dosis de influencia latina y nuyoricana. No fue una presentación especialmente memorable pero el peso propio de la historia suma doble y a veces triple como en el caso del siguiente artista: Larry Heard demoró un poco su puesta en escena (pareció batallar algunos minutos con el armado de su set up) pero hizo que la espera valiera la pena. Su live show acompañado de la voz de Mr White fue sin duda un momento glorioso, una lección de 90 minutos de verdadero deep house crudo y directo paseando por hipnóticos y emocionales temas recientes como Qwazars o arrancando una combinación de felicidad, nostalgia y disimuladas lágrimas de emoción con Mystery Of Love, Can You Feel It? o The Sun Can't Compare. Insuperable.

Dekmantel 2017 - Main Stage

Ya se saboreaba el final y nada mejor que encargar el gran cierre a dos personas muy ligadas a Rush Hour, un símbolo del underground de Amsterdam: Antal y el energético Hunee, verdaderos selectores caracterizados por el alto contenido emocional de soul, disco y afro en sus sets y probablemente dos de los que mejor interpretan (y quizás incluso hayan ayudado a forjar) el sonido Dekmantel.
Coincidiendo con el pico de excitación máximo de los varios miles de asistentes, el set nunca perdió intensidad y logró fusionar joyas tan distópicas  como el electro-acid de Detroit, Final Frontier de UR y el clásico de northern soul, Janice de Skip Mahoney. Un verdadero display de estilo y manejo de pista con diversas herramientas todas disponibles en los rincones de disquerías escondidas para aquellos que osen buscar.

Llegaba la hora de despedirse y ya sonaban los primeros beats de Touch me in the morning, el clásico de Diana Ross en su versión más disco inmortalizada con la voz de Marlena Shaw. Poco más que decir, esa sola selección de cierre del escenario main de un festival (uno con miles de personas) es el testimonio y el mensaje que queda zumbando en los oídos y corazones de los que pudieron presenciarlo.

Más allá de la perfección organizativa: La coherencia conceptual. Se hace difícil no esperar con ansias el próximo acá cerca, en Sao Paulo en 2018.

Enlaces:
  facebook.com/dkmntl
  dekmantelfestival.com
  facebook.com/jaywestarg

Texto: Jay West

Tags: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 

CHARTS RELACIONADOS

TRANSMISIONES RELACIONADAS

JEFF MILLS

JUL 2002Casey Hogan: un newyorker en BA
1998-2017! buenosaliens.com | contactanos
.