Berlin Atonal 2017: La otra dimensión

Noticias

Para recibir información semanalmente, dejanos tu e-mail:


Buenos Aliens en Facebook
Buenos Aliens en Twitter

OTRAS NOTAS

URBAN GROOVE
Urban Groove

Ritmos de pista

LUIS MARTE
Luis Marte

El regreso de Fuga Jurásica

FLAVIO ETCHETO
Flavio Etcheto

"La gente necesita cierto grado de conciencia"

NEKTAR AGU
Nektar Agu

Abrumando con vinilos

THEO PARRISH
Theo Parrish

Por Jay West

BAD BOY ORANGE
Bad Boy Orange

"Hay que bailar más y quejarse menos"

JUE 31 AGO

Berlin Atonal 2017

La otra dimensión

Conocer un submundo hermoso y desconocido, a veces de una realidad aparentemente cercana, otras de una muy distante, es lo que propone el festival Berlin Atonal. Emplazado en un espacio único como la ex planta de energía conocida como Kraftwerk, Buenos Aliens fue testigo una vez más de este evento que marca un antes y un después para todo aquel que se sumerge en la experiencia; casi trascendental.

Berlin Atonal 2017

La sensación de estar ingresando a otra dimensión es lo primero que pasa por la cabeza  al pisar por primera vez el Berlin Atonal. Sin tener la certeza de haber estado en otra órbita, puedo asegurar que lo que se vive en Kraftwerk, Ohm y Tresor durante cinco días de agosto, se le parece bastante. Con sus primeros antecedentes en los 80s -en marco de un encendido contexto social-, y con el regreso por el año 2013, el encuentro logra conjugar de manera única el espíritu de la ciudad. Lo histórico y un futuro posible.

Con un cartel que año tras año se amplía, mostrando desde premieres mundiales a cargo de experimentados artistas en el Main y Null Stage que ocupan la vieja planta de energía; hasta techno de alta intensidad en Tresor, pasando por sesiones de lo más deformes en el intimista club Ohm. El capítulo 2017 tomó forma del 16 al 20 de agosto pasados dejándonos las siguientes reflexiones...

Berlin Atonal 2017 - Divided Power

Tiempo y espacio

La inquietante escenografía post-apocalitica está sostenida en la manera en la cual las instalaciones y proyecciones comisionadas generan un efecto de enrarecimiento sobre el espacio que perdura a lo largo de todo el festival.

Pocos pasos dentro del edificio los drones autómatas de la instalación Gravity (2017) del colectivo berlinés FELD salen despejados hacia el techo recorriendo los 20 metros de cable de acero en fracciones de segundo para luego caer estrepitosamente, sucumbir a la fuerza de la gravedad y volver a su posición inicial golpeando la base de la plataforma de cemento.

A pocos metros se observa una esfera tridimensional holografíca que aparece suspendida en el aire por la acción de alguna fuerza sobrenatural; al acercarnos notamos que, en realidad, ésta ilusión óptica está compuesta por las multiples laminas colgantes superpuestas de la obra Divided Power (2017) del artista inglés David Sprigg. Antes que el efecto haya pasado, la escalera que lleva al sótano nos deja a merced de las 3 máquinas-kineticas de luz y sonido que conforman la instalación Phyllotaxis del dúo Holandés Macular. Su incesante movimiento y parpadeo inducen a un estado introspectivo de psicodelia industrial que nos coloca en el animó indicado para seguir explorando el resto del edificio.

En el primer piso los paisajes mudos en 16mm del cineasta experimental estadounidense Peter Hutton proyectan la visión como ventanas ilusorias hacía paisajes sin tiempo que parecen transcurrir en un recóndito lugar de la memoria. En este momento los resplandores provenientes de la pantalla panorámica situada en la pared posterior del mismo piso atraen con fuerza centrifuga hacia los sillones para sumergirse en el magma de formas abstractas y texturas irreales de colores fluctuantes de la instalación Earthworks, del colectivo británico Semiconductor; inaugurada el año pasado en Sónar.

Berlin Atonal 2017 - Demdike Stare

El desarrollo artístico en un festival, según Demdike Stare

Con una trayectoria tan seria y respetable como la de artistas de la talla de Plaid o Autechre, Demdike Stare es un proyecto bastante subestimado entre el público no tan de culto. El dúo de Manchester supo forjar una discografía versátil pero siempre coherente, desandando el camino que el IDM y el background británico implican. Ambient dark, punk y hasta techno, Demdike Stare lo tiene todo para destacarse en un evento de las características del Atonal.

Los programadores del festival lo sabían por eso le dieron un lugar privilegiado. En la primera jornada con un showcase de su label, DDS (Distort Decay Sustain). Ocupando el inmejorable espacio del club OHM, desfilaron por la cabina algunos de los actuales habitués del sello: Robert Aiki Aubrey Lowe, Lueke, Equiknoxx y, obviamente, los mismísimos Demdike Stare. Estos últimos se llevaron todos los elogios con su live set modesto en equipos, pero más que contundente y efectivo sonoramente. Tiempo y espacio ideal para una performance soberbia.

Pero el protagonismo para el par de Manchester no quedaría ahí. El jueves, en la segunda jornada, los esperaba el horario central del main stage para presentar un show audiovisual junto a Michael England -reconocido diseñador de sellos como Warp y Skam-. Dejando el intimismo de la noche anterior de lado, supieron acomodarse a una multitud de un par de miles, la estructura del enorme Kraftwerk y unas imponentes pantallas que a sus espaldas completarían la experiencia. Sonido 100% Berlin Atonal en combinación con visuales que de manera conceptual transportaban de lo abstracto a un realismo 2.0, situaron el paso de Demdike Stare por el evento como un precedente de cuan referencial puede ser esta agrupación para la música electrónica que va mas allá.

Berlin Atonal 2017 - Shackleton

Shackleton, Powell, Wolfgang Tillmans: de la expectativa a la polémica

La noche del sábado estuvo marcada por dos conciertos audiovisuales que supieron generar expectativa y polémica.

Shackleton es uno de los artistas referencia en la nueva etapa del festival. La presentación en vivo de su reciente álbum junto a Anika, Behind the Glass, se caracterizó por generar una atmósfera de extraño misticismo religioso. El ambient noise progresivo con golpes graves de sintetizador sirvió de colchón a las percusiones acústicas moduladas y la voz de Anika que recitó las palabras de un poema misterioso. Los temas de entre 15 y 20 minutos de duración dialogaron con las pinturas en vivo del reconocido pintor alemán Jürgen Böttcher reconstruidas y animadas por Pedro Maia en forma de gigantes cascadas de escritura oriental por detrás y por delante del escenario. Un momento ritualístico del cual pareció emerger el espíritu del Atonal original del año 1982, descripto en su momento como un lugar para: "música seriamente existencialista."

El último concierto de esa noche fue a la vez el más esperado y el más criticado. El trabajo audiovisual colaborativo del fotógrafo y artista mainstream Wolfgang Tillmans y el vanidoso productor electrónico del sello XL Recordings Powell dio como resultado un provocativo display de break-beat techno analógico con repetitivas vocales post-punk gritadas por el mismo Tillmans. Los cortometrajes proyectados de animales domésticos y escenas cotidianas contribuyeron a la confusión entre la crudeza radical y el absurdo.

Berlin Atonal 2017 - Yousuke Yukimatsu

El link oriental

Si tuviéramos que hacer un estudio demográfico sobre las nacionalidades presentes entre el público del festival, además de una amplia mayoría alemana, se destacó la presencia de melómanos japoneses. Como casi todo en el Atonal, fue algo planeado. En el pasado mes de febrero, el festival germano traspasó por primera vez fronteras y realizó New Assembly Tokio. Un encuentro satélite de 3 días que mostraba además de talentos locales, a algunos de los artistas destacados de la edición 2016. Con una importante escena y una cultura interesada en la vanguardia, el nexo entre lo que propone el festival de Berlín y Japón, resultó un éxito instantáneo.

El disparador para hacer foco en este consensuado pero para nada forzado intercambio cultural, lo dio el dj set de Yousuke Yukimatsu. No hay nada mejor que sorprenderse en la pista con un artista desconocido. Fue algo así como revelador, un dj set sin ningún tipo de fronteras que mantuvo al abarrotado club OHM, con un nivel de atención difícil de superar, a su merced escuchando desde emocionales melodías experimentales, hasta saltando como en un pogo con algún rock pesado de guitarras rasposas.

Entrar en detalles sobre estilos o subestilos no aplica en un concepto más global como el que plantea una sesión tan ecléctica como sensorial. Un set up compuesto por CDJs, bandejas y mixer Allen & Heat, fueron las herramientas suficientes para que el oriental despliegue skills envidiables y poco vistos. Mezclas o enganches sin importar BPM con una precisión quirúrgica terminaron de configurar uno de los momentos más enriquecedores del festival.

Probablemente el futuro tenga mucho más que contar sobre la conexión Atonal-Oriental.

Enlaces:
  berlin-atonal.com
  facebook.com/berlinatonal

Texto: Pablo Denegri y Damián Levensohn

Tags: - - - - - - - - -

 

TRANSMISIONES RELACIONADAS

AUTECHRE

ABR 2001Talento fresco en las bandejas
1998-2017! buenosaliens.com | contactanos
.