Jin Yerei: No quiero que la folktrónica sea Café del Mar
MUTEK.AR 13_16.09 2018

Noticias

Para recibir información semanalmente, dejanos tu e-mail:


Buenos Aliens en Facebook
Buenos Aliens en Twitter

OTRAS NOTAS

MATIAS SUNDBLAD
Matias Sundblad

"La electrónica está buscando su nuevo lugar"

MATHIAS KADEN
Mathias Kaden

Admirado y respetado

FRANCESCO TRISTANO
Francesco Tristano

"La música es un solo mundo"

JAY DE LYS
Jay de Lys

Con Stacey Pullen y Pete Tong

FRAN BORTOLOSSI
Fran Bortolossi

Sus 5 tracks favoritos

TROY PIERCE
Troy Pierce

"No tenía ni para pagar una silla"

JUE 02 AGO

Jin Yerei

"No quiero que la folktrónica sea Café del Mar"

Cultor del bajo perfil y el alto contenido artístico, Jin Yerei es uno de esos casos del músico guiado por la investigación y el desarrollo humano de la mano de la carrera artística. En un charla llena de interesantes reflexiones, nos ocupamos de temas como su labor en Fértil Discos, el auge del sonido orgánico, la escena nacional y un par de asuntos más que los invitamos a conocer en esta entrevista.

Jin Yerei
Foto: Rafa Vodo

-Sos un artista que a lo largo de los años ha editado bastante material e imagino que tenes bastante más sin editar ¿Cómo es tu dinámica con el estudio de producción?

Tuve varias dinámicas a lo largo de todo este tiempo. En mi época de vivir en Munro, Gran Buenos Aires Norte, tenía solo una Macbook blanca y unos KRK, usaba mucho plugin y samples que iba encontrando por ahí. ¡No tenía ni micrófono! Luego en 2012 me fui a vivir a Neuquén y descubrí un mundo diferente: el del material grabado por uno mismo. Como toqué en dos bandas más tipo canción donde tenía que interactuar con músicos de verdad y no con VSTs, empecé a interactuar con audios que quedaban en mi disco duro de esas juntadas. Luego, me volví a Buenos Aires y continué la senda de la experimentación.
Saqué un LP por Fértil (Foráneo, Cálido, Pasmoso) donde me puse como objetivo el buscar ese sonido que me identifique, que se sienta honesto, así que actualmente busco como primero la honestidad y el respeto por sobre la moda. En mi estudio se ve esa realidad: pocas cosas con las que me siento cómodo a la hora de crear.

-Por lo qué mencionas de Neuquén por ejemplo ¿El lugar de residencia es un factor importante para la inspiración de un artista?

Creo que con Internet y la globalización ese factor no es tan importante pero sí necesario para fortalecer tus posibilidades. Tuve la suerte de estar en el WOMEX hace dos años y conocí gente como los Gato Preto o H.A.T., dos proyectos interesantísimos: Gato Preto es un proyecto de afrobass con raíces en Mozambique, Ghana y Senegal pero viven en Köln, Alemania. H.A.T. es marroquí pero vive en Brooklyn y la descose en vivo, usa samples grabados en África y los va disparando en vivo.

Ambos proyectos usan el lugar donde están para explotar al máximo la multiculturalidad de sus creaciones, debido a que Köln y Nueva York son increíblemente propicias para tener proyectos de ese tipo. Buenos Aires es similar pero más cruel porque todo cuesta el triple, a veces canto la canción de LCD Soundsystem diciendo "BA I love you, but you?re bringing me down".



-¿Encontraste el sonido que te identifica?

Creo que estoy en una etapa dual de sentir que lo encontré y que no, guiándome por el concepto de peso/levedad de Kundera. Tengo el peso de haber escuchado y haber hecho mucha música en mi vida, lo cual me hace ser más terrenal a la hora de sentarme a componer, y siento que lo que hago puede llegar a tener un patrón, pero también siento la levedad de necesitar de hacer cosas al azar, buscar el errorismo, desafiar la zona de confort que nos ofrecen las herramientas digitales. La verdad, prefiero la incomodidad de no encontrar nunca mi estilo, me hace sentir más vivo.

-Estas trabajando en un nuevo álbum ¿Podes adelantarnos de qué se trata?

"Fotogramas de una posible revolución" es un disco que me está llevando más de lo esperado porque es más una obra audiovisual que un disco en sí.  Empezó hace bastante con la lectura de Fragmentos de una posible enseñanza, un libro de P.D. Ouspensky, discípulo de Gurdjieff, un místico armenio que tiene bastantes libros sobre el despertar del ser humano y una escuela llamada El Cuarto Camino.

El disco está basado en que la humanidad en esta cosmovisión posthumanista, está desordenada y necesita una revolución en todo aspecto, un orden voluntario, un ordnung a través del caos como detalla Alan Moore (otra de las influencias del disco) en V de Vendetta.

La paleta sonora está influenciada por discos como el disco homónimo de Burial que sacó por Hyperdub, Mass Transit Railway de Monolake, Journeyman?s Annual de Deadbeat pero así también está atada a algunas cosas sueltas del folklore nacional como Puente Celeste, Jorge Fandermole y hasta Carnabailito de Gaby Kerpel, entre otros. Tengo mucha fé puesta en que salga el año que viene y poder presentarlo en diferentes escenarios y festivales de todo el mundo.

-¿Cuáles son las claves para no darse por vencido siendo un artista independiente en una escena y contexto que siempre resulta complicado?

Creo que atravesé por tanto a lo largo de estos casi 10 años de música que creo que la clave es entender que el éxito no se da por sólo tener talento o contactos, sino que es más por estar en el momento justo en la época justa (y tener un poco de suerte), y trabajar todo lo posible para que las cosas pasen.

También entendí que el verdadero arte lleva su tiempo, lo cual me llevó a crear sin tener la necesidad de encasillar mi sonido y hacer lo que quiera en el momento que quiera. Probablemente en el transcurso de todo ese autodescubrimiento uno se sienta aturdido y sin ganas, pero creo que los resultados valen la pena.

Jin Yerei en Plantasia

-¿Cómo te llevas con la "moda mundial" que hay alrededor del sonido orgánico y mestizo?

Por un lado, que el sonido orgánico electrónico haya dejado de ser novedad para pasar a algo que ya es un hecho me parece positivo, abre muchas puertas que antes estaban cerradas, por ejemplo que Nicola Cruz haya tocado en la edición anterior de MUTEK Argentina nos puso en el mapa. Que Chancha Via Circuito, King Coya, Barrio Lindo, Barda, Sidirum, San Ignacio, Lagartijeando, Dat Garcia estén o hayan estado de gira presentándose en lugares importantes también me llena de alegría porque es una forma de legitimamiento de esta escena nacional.

Pero así como vino este momento, empieza a aparecer el fantasma de la apropiación cultural: de que exista gente que trata sin respeto a la música de raíz. Me parece algo que hay que tener en cuenta, no quiero que la folktrónica se vuelva un Café del Mar: música para cocktails y bares de Tulum vendiendo rituales a los ricos, sino que sirva para que la gente sea libre en una pista de baile improvisada.

Lo importante entonces es aprender que no hay que dejarse llevar por las modas, sino que debemos disfrutar el momento y no rotular la música que bailamos.

-¿Qué nos podes contar sobre el trabajo que llevas adelante con Fertil Discos?

Mi rol en Fértil es entramar un poco la comunicación digital del sello, aunque ahora por falta de tiempo estoy más abocado a la dirección de arte con Fores ( Paisandoom), nuestro DG y músico talentoso que va a tocar ahora en el Ciudad Emergente, recomiendo mucho lo que hace.

La diaria es llevada a cabo por Drole ( El Remolón), Ceci ( Barda), Nacho ( San Ignacio) y yo, pero también tenemos gente que nos da y nos dio mil manos y soy muy agradecidos en que hayan aparecido en este camino. Ese grupo de gente atrás siempre agita y viene a las movidas que armamos, son bastante estresantes de hacer aunque el rédito siempre es grande.

Con respecto a lanzamientos, se vienen discos y EPs de Lucas Lead, Mente Orgánica y el compi del Camino de Leda que va a ser sin dudas uno de los lanzamientos más grandes que tuvimos y vamos a tener, más que nada por todo el laburo detrás de escena, ese que no se ve.

-Hace un tiempo hablamos con Drole sobre el proyecto El Camino de Leda cuando todavía estaba en una etapa inicial ¿Cuál es la actualidad?

Es una obra que ya dio buenos frutos y puede dar muchísimo más: después de la primera etapa de crowdfunding y selección de temas, y un par de presentaciones más que importantes en el festival Puente, o en la apertura del MICA del año pasado, ya tenemos todos los temas seleccionados.

Los participantes en orden alfabético son: Bárbara Silva, Barda, Celeste Gomez Machado, Chancha Via Circuito, Charo Bogarín (La Charo, Tonolec), Dat García, El Remolón, Jin Yerei, King Coya, Lauphan, Pol Nada, Soema Montenegro, Sofía Viola, Jazmín Esquivel, San Ignacio, Shaman Herrera, Tremor, Uji. Como verás, tenés artistas de diferentes ámbitos lo cual lo hace más diverso y federal, tal cual lo hubiese planteado Leda, y también como nos consensuamos con Miriam García, que es la supervisora del proyecto.

Yo por mi parte estoy súper contento porque hay un antes y un después de Leda, desde la impostación de la voz en las coplas hasta en cómo pensar la música desde el punto de vista de una persona sola en un monte con su caja coplera logra conectar la tierra con el cielo. Y eso va más allá de cualquier emoción que puedas sentir en un club o escenario de un festival.

Jin Yerei en CCK

-¿Cuál es tu análisis de la escena nacional electrónica actual?

Uh, podría estar hablando mil horas de esto. Tengo mucha data que seguramente publique en algún libro a futuro, lo tengo pensado. La escena nacional actual está en una etapa de resurgimiento, creo que su apogeo pasó y que está costando generar que la gente vuelva a creer. Creo que cuando me fui al Sur, allá por el 2012, cambié un poco la música que escuchaba en parte gracias a mis amigues de allá que me proveían música, dejé de seguir sellos y cosas que antes me encantaban. Cuando volví, sentí que no me había ido, que seguía todo igual, con las mismas caras de siempre en remeras negras lisas. Sumale el incidente del TimeWarp... Hubo mucho lío mediático que demonizó todo lo que era música electrónica, ¡llegó a estar prohibida! ¿En qué cabeza entra prohibir la música?

Aunque siempre hay una esperanza, existen muchos colectivos y fiestas que están asomando de a poco y proponen cosas innovadoras que me hacen creer que no todo está perdido: las HIEDRAH/Trrueno, la Práctica Compartida (cruce de música y danza contemporánea libre), Mover la Lengua (cruce de poesía, música y danza), Plantasia, Rugido, etcétera. Hay mucha fiesta "dire x inbox" que me resulta mucho más positiva que terminar pagando 400 pesos por una entrada en un club. Tengo 31 años, a veces prefiero la tranquilidad más que el barullo, y creo que eso ya se está notando en mi música.

-¿3 tracks propios fundamentales y por qué?

-
Jin Yerei - Lucifer Pra Mim (Yerei's mutant fix)



Vino un día un amigo de Vienna a casa, empezamos a hablar de Flying Lotus, me contó de Captain Murphy, me muestra un set audiovisual, aparece un temazo, le pregunto qué tema es, me cuenta sobre el sample que usa, es uno de Os Mutantes, lo busco y empiezo a hacer un rework al otro día. Es uno de los edits más lindos que hice.

- Jin Yerei - Canción De La Nostalgia



Después de un hermoso Fértil vs. Urban Cosmonaut Radio showcase con Lotte Ahoi, Caleesi y Burntale el año pasado, las chicas me pidieron un tema para un compilado que estaban armando. Lo trabajé bastante pero me pedían algo más orgánico de lo que había enviado. Santi Adano, mi roomate y cantante de Julio y Agosto justo estaba de vuelta en la casa después de un accidente medio fulero que tuvo. Estábamos con Kona, mi flautista, trabajando en los retoques finales y notamos que nos faltaba algo extra. Santi viene, se sienta con su guitarra, empieza a tocar algo y automáticamente lo grabamos con cara de "sí, era esto lo que faltaba". Dos tomas y adentro. Es uno de mis preferidos porque todos los instrumentos fueron grabados: bombo leguero, guitarra, flautas, las guitarras eléctricas, las percusiones y los sintetizadores.

- SidiRum & Jin Yerei - Mono



A Nico ( SidiRum) lo conozco desde que teníamos 8 años los dos. Fue inevitable juntarnos a hacer música, gracias a un amigo en común que me encontraba siempre en el tren cerca del 2009 y me hablaba de que teníamos que juntarnos los tres. Al final, cambié de laburo y no tuve que ir más en tren hasta Retiro y a Ari (el chico del tren) no lo vi más, pero con Nico sí me junté y después de un tiempo seguimos haciendo música. Idas y vueltas más tarde, salió Mono en un compilado de un sello de Brasil, Tropical Twista Records, que luego nos pidió armar un EP en base a que el tema había gustado y mucho. Armamos un track más, Affe, ambos siempre con las flautas de Kona. Los remixers fueron Ninze (Alemania), Kurup (Brasil) y LEEU (Sudáfrica).

Enlaces:
  facebook.com/jinyerei

Entrevista: Damian Levensohn

Tags: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 

1998-2018! buenosaliens.com | contactanos
.