Balance del 2013: Un año convocante

Noticias

Para recibir información semanalmente, dejanos tu e-mail:


Buenos Aliens en Facebook
Buenos Aliens en Twitter

OTRAS NOTAS

SÓNAR BARCELONA 2017
Sónar Barcelona 2017

Siempre nuevas propuestas

SIDIRUM
SidiRum

Entre lo electrónico y lo orgánico

MUTEK ESPAÑA 2017
Mutek España 2017

Dejando la vara alta

PABLO BOLIVAR
Pablo Bolivar

"Lo mío es música de baile melódica y suave"

HYPE
Hype

Una fiesta multiformato

MEGALOPSY
Megalopsy

"Al psytrance le entregamos nuestras vidas"

MIE 02 ENE 2014

Balance del 2013

Un año convocante

Un año más que comienza, y vuelven a surgirnos las ganas de hacer un repaso por lo que sucedió durante los últimos doce meses dentro de nuestra querida movida electrónica. ¿Fue el 2013 un buen año? Nosotros creemos que sí. ¿Qué nos lleva a decir esto? Enterate leyendo nuestro desarrollo...



Sí, podemos comenzar diciendo que el 2013 fue un año interesante. Recordemos que durante los últimos tiempos se había venido consolidando un grupo omnipresente conformado por el tándem Creamfields / Pacha / Moonpark / State que hacía pensar en una virtual monopolización del mainstream. Pero esto no fue así. Ya desde los primeros meses muchos se sorprendieron por la gran convocatoria lograda por Ultra, un evento que en su segunda edición ya desafía (al menos, en tamaño) al festival electrónico más importante que ha tenido siempre la Argentina. Además, se desarrollaron muy interesantes propuestas de la mano de la gente de Crobar Be Techno, Mandarine (y su más reciente y megaconvocante Mandarine Park), todo por un grupo de personas que se asocian para determinados eventos y que así logran productos de interesante calidad con una buena infraestructura. En otras palabras, ante el temor de un posible tanque universal, se generó una nueva alternativa, subdividida en diferentes productoras y organizadores, pero trabajando mancomunadamente para lograr diferentes estilos de eventos con un resultado satisfactorio.

Claro que no todo es mainstream, por supuesto. Por el lado del under podremos separar dos diferentes situaciones: por un lado el sector que podemos denominar "de culto" tuvo grandes momentos, como por ejemplo el regreso de Urban Groove o las presentaciones de próceres como Juan Atkins, Dj Pierre o Carl Craig, generalmente con epicentro en Bahrein, y con algunos momentos interesantes en Cocoliche (que lamentablemente hoy tiene un futuro incierto). Por otro lado, ha comenzado a mostrarse cada vez más un nuevo circuito (generalmente por la zona de Palermo, pero incluso también en algunos locales del conurbano) donde noveles djs y productores comienzan a dar sus primeros pasos, con interesantes y novedosos conceptos.

Una mención aparte lo llevan organizaciones consideradas independientes como Rave Parties Corp, que han sabido llevar a cabo con mucha profesionalidad eventos de importante magnitud como las dos ediciones de BAT (Buenos Aires Trance), el BATechno o las incontables Magic, que este año tuvieron mucha expansión por diferentes puntos del país. Así como también muchos de los estables grupos que dan vida a ciclos como los Undertones (que también se expandieron al interior), Unique, Unlock, +160, Sol Solar, Hype, etc.

Si hablamos del interior, también se ha visto un interesante movimiento, con varias visitas internacionales en lugares como Córdoba, Rosario, Mendoza, Mar del Plata y Neuquén y con interesante movida local. sobre todo en la siempre activa ciudad mediterránea y en el ya clásico semillero rosarino.

También la producción artística local ha sido destacada en el último tiempo. Es de por sí formidable la cantidad de sellos con asiento en nuestro país que han logrado editar vinilos, una verdadera utopía no mucho tiempo atrás. Artistas como Heatbeat (apareciendo en el top 100 de DJ Mag) o Barem (formando parte estable de la escudería Minus) han dado cuenta de la repercusión que han logrado algunos de nuestros compatriotas. Gente como Guti, Franco Cinelli, Juan Pablo Pfirter, Jonas Kopp, Chris Schweizer, Jorge Ciccioli, por nombrar algunos, han tenido interesantes momentos.

Con respecto a la preferencia sobre estilos musicales, no han habido quizás grandes cambios. Por un lado la ahora denominada "EDM", -o sea, las versiones más digeribles (o pop) del house o trance- parece estar picando en punta en cuanto a evento masivo se refiere. Pero afortunadamente, eso es sólo una parte de la historia. Dentro de los más requeridos sigue estando el trance, algo de progressive y, sin dudas, ha sido el gran crecimiento del techno la nota destacada. También el dubstep ha tenido su lugar y sonidos como el nudisco parecen estar comenzado una regresión.

¿Podemos decir entonces que la escena electrónica argentina está en un buen estado? Nosotros creemos que sí. Claro que faltan cosas por superar. Recordemos que aún quedan empresarios inescrupulosos y/o inexpertos, que malogran con su ineficiencia o avaricia el trabajo de artistas que no pueden realizar bien su labor por estos inconvenientes. También recordemos que sigue siendo una materia pendiente (aunque quizás un poquito menos) la presencia de artistas locales como headliners u ocupando puestos de trascendencia en eventos convocantes. Como así también continúa pendiente la evolución del nuevo under, un lugar donde las jóvenes promesas puedan desarrollarse de manera estable, sin tener que lidiar tanto con problemas fuera de lo artístico.

En conclusión: hay mucho por mejorar, pero la evolución que estamos viendo nos resulta cautelosamente alentadora. Sólo habrá que esperar a ver cómo se desarrollan los próximos acontecimientos para poder analizar si vamos por el camino correcto.

Por todo esto, auguramos para toda nuestra comunidad, un ¡FELIZ 2014!

Texto: Dante


 

1998-2017! buenosaliens.com | contactanos
.