Sónar 2014: Música avanzada, para las masas

Noticias

Para recibir información semanalmente, dejanos tu e-mail:


Buenos Aliens en Facebook
Buenos Aliens en Twitter

OTRAS NOTAS

KENNY DOPE
Kenny Dope

"Hoy muchos djs van a lo seguro"

DEVAGAR DISCOS
Devagar Discos

DEV.A.GAR Vol 1

HAMILTON RECORDS
Hamilton Records

Salvando al vinilo

EL REMOLÓN
El Remolón

Sus 5 mejores tracks

ROUS
Rous

La Púrpura del Ocaso

SOL DEL RÍO
Sol del Río

Resonancia

JUE 03 JUL 2014

Sónar 2014

Música avanzada, para las masas

Una vez más, los que hacemos Buenos Aliens nos adentrarnos al Sónar, el  "Festival de Música Avanzada y New Art " que desde Barcelona marca las reglas de la innovación constante. En su edición número 21, este año contó con 155 actuaciones que se dividieron en tres Sónar by Day y dos Sónar by Night. Una pormenorizada descripción podrás encontrar a continuación.

Plastikman en Sónar 2014
El Objekt de Plastikman en Sónar 2014. Foto: Mahala Marcet


La ciudad de Barcelona se convierte durante una semana en el eje de la música electrónica y las nuevas tecnologías aplicadas al arte, año tras año y siempre recibiendo al verano. El Sónar Sound y todo lo que genera alrededor está en constante crecimiento y en los últimos tiempos resulta impactante tanto la dimensión que ha tomado como la dedicación y el profesionalismo con que se mantiene vigencia.

Este año, el evento tuvo 155 actuaciones y  se dividió en tres Sónar by Day y dos Sónar by Night, del  jueves 12 al sábado 14 de Junio.

Sónar de día

Tal vez el cambio más significativo del festival diurno en sus últimas ediciones haya sido la sabia decisión de mudarlo a un espacio ideal y dejar que se expanda el constante crecimiento en convocatoria que tuvo en los últimos años. A diferencia de la última oportunidad que Buenos Aliens tuvo de cubrir  Sónar, dos años atrás, esta vez se llevó a cabo en Fira Barcelona, el centro de convenciones anfitrión de las ferias internacionales más grandes que se llevan a cabo en la ciudad mediterránea, ubicado a los pies del Montjuic.
 
De jueves a sábado y desde las 12 hasta las 22, más de 52.000 asistentes se deleitaron con una verdadera celebración de la diversidad de la música electrónica. Como agregado a los seis escenarios donde se desarrollaba la acción, este año tuvo lugar por primera vez el sector Sónar Planta, dedicado íntegramente a una instalación artística en particular, a cargo de Carsten Nicolai, más conocido por su proyecto Alva Noto. Otro de los atractivos en paralelo a los diferentes shows fue la constante actividad en el sector Sónar D, dedicado a las conferencias orientadas al sector profesional, con más de 120 actividades y 3500 asistentes provenientes de diversos sectores de la industria.

Sónar 2014
Sónar Village. Foto: Ariel Martini


MarketLab termina de ilustrar la dedicación y conjunción de disciplinas lograda en el mismo ámbito del festival, con una amplia variedad de muestras y actividades relacionadas con el desarrollo tecnológico de nuevas herramientas conectadas con la creación artística. Ante la necesidad de un descanso del sol o de la música, uno podía ir allí a probarse unos lentes de realidad virtual, o ver cómo funcionan algunos prototipos de sintetizadores que responden al movimiento que le demos al agua en un recipiente, o modular sonidos tocando rayos láser con los dedos, entre otras cosas.

Sónar de día. Jueves

El día inaugural de Sónar by Day tuvo algo en el aire a lo largo de toda la jornada, una de las premieres ofrecidas por Sónar en esta edición: La presentación del primer disco de Plastikman en más de una década, y la única oportunidad de ver la performance de Richie Hawtin como el hombre de plástico en todo el año.

Ya desde temprano la gente hablaba del plato fuerte de la jornada y unas simpáticas promotoras regalaban códigos de descarga de Ex, el ya mencionado álbum que fuera creado para ser develado en el Museo Guggenheim de Nueva York a fines del año pasado.

Pero el tema del día no nos impidió llevarnos un muy buen primer pantallazo de la variedad que el festival tiene para ofrecer: desde temprano vimos cómo Elijah & Skilliam + Flava D sacudieron todo el Sónar Dome con su grime fracturado. Este stage estuvo patrocinado por Red Bull Music Academy, contó con transmisiones en vivo de algunas de sus presentaciones, y se convirtió en el refugio ideal para toda expresión bass, dubstep, e inclusive trap, que hubo en el festival.

A continuación llegó el turno del jóven galés Koreless, para demostrar toda la intensidad de un Live que dejó en claro porqué fue elegido por Jamie XX para introducirlo al sello Young Turks. La pista supo mantenerse con gente pese a la ausencia de beats o ritmos marcados. Si no hay espacio para el baile, lo hay para toda mente volante dispuesta a dejarse llevar por las diversas texturas sonoras que inundan el ambiente.

Entrada la tarde Machinedrum recorrió su aclamado álbum Vapor City en el stage outdoor Sónar Village. Travis Stewart se encuentra en una gira por más de treinta ciudades con su nuevo disco en un show que incluye visuales en vivo de Weirdcore, y la potencia en la batería y los samples de Lane Barrington, con quien supieron sincronizar para generar una atmósfera recitalera-electrónica que sedujo al público presente. Cabe destacar el tamaño de este stage, dando lugar a un amplio sector cubierto de césped sintético, donde la concurrencia más diversa disfrutaba inclusive sentada y formando rondas. Nos confirman fuentes oficiales que el público asistente al festival fue el más variado hasta la fecha: había gente de más de 100 paises.

Luego lo más destacado fue el recorrido hitero del danés Trentemøller, también en Sónar Village. Y la tan esperada presentación de Plastikman para cerrar la jornada.

Plastikman en Sónar 2014
Plastikman en Sónar Village. Foto: Ariel Martini


Alejado más del público que en sus shows bajo su nombre propio, el experimentado Hawtin apareció elevándose en una tarima y junto a una inmensa torre de leds. Se mantuvo allí todo el set, y mientras el disco Ex comenzaba a materializarse en ondas sonoras, la torre iniciaba un trip de visuales que sirvió para acompañar la sesión ante tanta abstracción musical.
El manifiesto de la amplitud del abanico de la música electrónica ya se había generado. Así finalizó la jornada inaugural de Sónar.

Sónar de día. Viernes

Nuestro día favorito de todo el festival. Desde temprano el viernes ya se mostraba como el verdadero inicio de la odisea del festival-monstruo que caracteriza Barcelona.

Para ingresar al evento por la tarde había una mínima cola en la puerta, pero la organización estuvo dispuesta para que no se genere ningún inconveniente a la hora de controlar grandes cantidades de gente en un evento masivo. Saben organizarse, lucen la experiencia de más de dos décadas que llevan a cuestas.

Desde temprano tuvimos la fortuna de conocer el stage Sónar Complex, un gran teatro en la planta superior del inmenso predio con butacas de primer nivel, y la mejor acústica que se puede tener a la hora de recibir actos de nivel experimental. Sentimos también el  éxito que tuvieron al ofrecer esa expresión de la música electrónica dispuesta a recorrer el más amplio espectro sonoro. El primer show que vimos fue Knots, la presentación en vivo de Oren Ambarchi junto a la Sinfonietta Cracovia, que viene cosechando elogios alrededor del globo.

Oren Ambarchi es un instrumentalista emblema del legendario sello Touch (hogar de Biosphere, entre otros), dedicado a la experimentación y a un acercamiento distinto a diversos instrumentos. En especial a la guitarra eléctrica. En esta ocasión, se presentó con su guitarra y su mesa de controladores y efecteras junto a los sintes analógicos de Crys Cole, la batería de Joe Talia, la viola de Eyvind Kand y toda la Sinfonietta Cracovia proveniente de Polonia, totalizando más de 25 músicos en vivo.

El resultado fue un viaje de una hora exacta que recorrió los costados más intensos del rock progresivo junto al ruidismo más experimental y las melodías más distendidas y espaciadas logradas en diversas capas de sonido gracias a la diversidad de instrumentos. Ambarchi logra momentos trascendentales de gran intensidad sabiendo conjugar tanto lo electrónico como lo acústico para formar una relación que siempre tiene lugares nuevos por explorar. El público, más que agradecido.

Oren Ambarchi, Sónar 2014
Oren Ambarchi @ Sonar Hall. Foto: Juan Sala


Para cerrar la experiencia en el escenario Complex, volvimos allí para presenciar el debut de Oneohtrix Point Never en Sónar, encargado de ser el último concierto del viernes en este teatro.

Daniel Lopatin, uno de los más recientes fichajes del legendario Warp Records, se presentó con el setup en vivo quizá más simple que hubo en este sector. Junto a su laptop y delante de la mejor pantalla de visuales que este cronista haya visto, se despachó durante una hora a través del laberinto de sus creaciones, dando una luz de esperanza a aquellos amantes de la electrónica experimental que equivocadamente puedan creer que toda nueva composición con intensa carga emocional pertenece al pasado. Recorriendo las profundidades del sonido de sintes digitales, Lopatin supo sumergirse en lo indecible pasando por momentos de la psicodelia mejor lograda y generando paisajes sonoros de una profundidad hipnótica. En sincronía con las más deslumbrantes visuales, pasó de romperle el corazón a toda la audiencia a recibir el aplauso más acalorado  de la jornada en este teatro.

Como es de esperarse, no todo fue dedicado a lo experimental.  Alcanzamos a ver a Throwing Snow llenando de intensidad de bajos el Sónar Dome para el cierre de su sesión, y cómo Jon Hopkins presentaba su aclamado Immunity para cerrar la pista Sonar Hall.

En el Sónar Village, Simon Green, mejor conocido como Bonobo, generó un hermoso clima de recital muy esperado por los fans. Es que no es fácil encontrarlo tocando, mucho menos en vivo y con su faceta más conocida. Recorrió trabajos de  The North Borders, su más reciente álbum en Ninja Tune, sin omitir sus más logrados éxitos, celebrados por la multitud.

Para cerrar la jornada y en el escenario outdoor, nadie más indicado que Theo Parrish y todas sus sonrisas, filtros y vinilos house de los más efectivos para mantener una multitud clubber conectada al ritual del baile que tanto disfrutan. Claro, es Theo, y en el medio de su set tiró un reggae inesperado que dibujó cientos de sonrisas y les recordó a todos que esto es un festival de día, y que recién comienza, con toda una odisea y un evento inmenso esperando en las afueras de Barcelona cuando empiece la noche.

Sónar de día. Sábado

La diferencia más notoria del día de sábado con respecto al viernes se notaba en los rostros de los asistentes. Las jornadas anteriores ya estaban presentes allí, y resultaba pintoresco ver cómo la mayoría del público llevaba las marcas de alegría de la noche anterior convertidas en ojeras, botellas de agua como extensiones del cuerpo, e inmutables sonrisas.

Audion en Sónar 2014
Audion @ Sonar Hall. Foto: Juan Sala


El sábado se caracterizó por un divertido show en vivo de Kid Koala con todo su Vynil Vaudeville Tour presente, una performance de Neneh Cherry & RocketNumberNine que no estuvo a la altura, un muy logrado acercamiento de James Holden al mas allá y al recorrido experimental en The Inheritors, su primer trabajo de estudio en 8 años; Y la potencia del nuevo Live de Audion,  llamado Subverticul y creado por la misma gente que trabajó en el aclamado ISAM de Amon Tobin, presente en Sónar 2012.

Sónar de Día. Despacio

Durante todo el Sónar by Day hubo un stage íntegramente dedicado a 2 Many Djs y James Murphy (líder de la recordada LCD Soundsystem y cabeza de DFA Records). A seis manos y de seis horas de duración durante los tres días del festival, DESPACIO presentó un sound system de impacto formado por siete torres de altavoces y amplificadores de tres metros de altura, diseñados  por la compañía americana McIntosh, y dispuestas en forma circular. Es una pena que dadas las dimensiones del escenario y la cantidad de público presente, el único momento para poder conocer esta pista fue siempre ni bien abrían las puertas de la misma. Caso contrario, uno estaba obligado a demoras que superaban la hora u hora y media.

Despacio. Sónar 2014
Despacio. Foto: Ariel Martini


Sónar de Noche. Viernes y Sábado

La principal diferencia entre los Sónar de Noche y los Sónar de Día es la afluencia de gente y las dimensiones del evento. Sónar de Noche se llevó a cabo en Fira Gran Via L'Hospitalet, un espacio inmenso en las afueras de Barcelona preparado para recibir a más de 50.000 asistentes entre las dos jornadas.

Sónar de noche contró con cuatro escenarios donde se desarrolló toda la actividad: Sónar Club, Lab, Pub y Car.

Allí se presentaron otras dos premieres de esta edición de Sónar: El primer show en vivo de Röyksopp & Robyn en los inicios de la noche del viernes, y el nuevo set planteado por los íconos del trip hop Massive Attack el sábado.

Röyksopp & Robyn en Sónar 2014
Royksopp & Robin en Sónar Club. Foto: Ariel Martini


Pudimos disfrutar de Caribou en vivo, quien supo lidiar con algunos problemas de sonido que le restaron definición a los 4 músicos presentes, pero no por eso empañaron una lograda presentación, recorriendo varios hits del aclamado álbum Swim. Sorprendió la efectiva y divertida propuesta del noruego Todd Terje, encargado de continuar la acción en el Sónar Pub.

Four Tet recorrió su versión más dancefloor en vivo desde las cuatro de la mañana del viernes en el Sónar Lab, demostrando la curva que viene dando en sus producciones hace ya varios años. Richie Hawtin probó una vez más su incuestionable efectividad a la hora de hacer un dj set con bombas techno festivaleras, y Loco Dice supo tomar las riendas para cerrar el Sónar Club con una rave techno de aquellas.

El revival de Chic, la banda de Nile Rodgers también se hizo presente el sábado por la noche, recorriendo todos sus hits. Otra presentación destacable fue el b2b entre James Holden y Daphni, el costado más dancefloor de Caribou, demostrando que se puede hacer bailar a una multitud sin necesidad de alejarse de las deliciosas sutilezas que ofrece el abanico musical.

Chic en Sónar 2014
Nile Rodgers con Chic en Sónar Pub. Foto: Oscar García


Sónar 2015: el regreso a Latinoamérica

En sónar 2014 hubo lugar para toda expresión  posible de la música electrónica. Y cerraron una excelente edición este año con algunas confirmaciones que van a interesarles a nuestros compatriotas de Latinoamérica: en diciembre 2015 llegará Sónar tanto a Chile como a Colombia. Lamentablemente, nuestro país sigue aún alejado de este trascendental encuentro musical.

Enlaces:
  www.sonar.es
 
Texto: Guillermo Cimadevilla

Tags: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 

1998-2018! buenosaliens.com | contactanos
.